Home / Salud y Pareja / Familia / Bebita perdió la vida trágicamente por culpa de estas cunas – Deberían prohibirlas

Bebita perdió la vida trágicamente por culpa de estas cunas – Deberían prohibirlas

La pérdida de un ser querido siempre es muy lamentable pero perder a un hijo provoca un dolor indescriptible que no se le desea a nadie.

Sabemos que los padres siempre deben estar atentos al cuidado de sus hijos, sobre todo si estos son muy pequeños pues en donde menos imaginamos puede haber diversos peligros.

Lamentablemente una familia pudo evitar la pérdida de su bebé y es por eso que ahora buscan alertar a otros padres para que no pasen por la misma tragedia que ellos y eviten que su bebé tenga un trágico final.

Carly y su esposo viven en Australia, se casaron jóvenes y con el tiempo formaron una hermosa familia con tres pequeños.

El que parecía un día normal, terminó fatal para la familia. Carly se sentía cansada de todo el trabajo que había hecho en casa, terminó la comida y bañó a su bebita Zara, después la acostó en su cunita, misma que había pertenecido a uno de sus otros dos hijos, nunca imaginó que esta representaría un terrible peligro para su bebé.

La bebé se durmió rápidamente y Carly se sintió aliviada, pensó que por fin podría descansar un momento antes de que la siesta de su hija terminara. Jamás imaginó que la pequeña no despertaría nunca más.

Carly también cayó rendida ante el cansancio y mientras dormía su esposo se dedicó a atender algunos asuntos antes de hacerle compañía. Cuando finalmente terminó, antes de irse a su habitación pasó por el cuarto de sus hijos para darles un beso y cuando llegó a la cuna de la bebé notó que su piel se había pintado de un color azul y morado, sin perder tiempo le gritó a Carly que fuera rápidamente al cuarto de Zara mientras la tomó en sus brazos y corrió a la parte de abajo esperando a su esposa.

Carly se levantó asustada y bajó las escaleras lo más rápido que pudo pues los gritos de su esposo la habían despertado y no entendía que era lo que ocurría. Sintió pánico al pensar que algo le había ocurrido a alguno de sus hijos y efectivamente era así, apenas miró a su esposo con la pequeña en brazos, su corazón se paralizó.

Quedó en shock cuando se acercó y miró el color de piel de la bebé y su carita pálida. Rápidamente se la quitó a su esposo de los brazos y la colocó en la mesa para darle los primeros auxilios mientras la ambulancia que había él, llegaba.

Los paramédicos tardaron muy poco en llegar pero para este matrimonio fueron eternos pues su hija no presentaba signos vitales. En cuanto estos llegaron agacharon la cabeza, mirarla fue suficiente para determinar algo que a Carly y su pareja les rompería el corazón para siempre; lamentablemente ya no había nada que hacer, la pequeña Zara había fallecido.

Carly entró en crisis, no paraba de llorar y gritar y quería aferrarse a su bebé pero los paramédicos la pusieron en una camilla para trasladarla inmediatamente al hospital.

Al llegar ahí, los médicos solo confirmaron lo que la pareja ya sabía. Estos determinaron que la bebé había muerto de asfixia, los padres se preguntaron cómo era posible esto si ella dormía tranquilamente en su cuna, ignorando que fue por culpa precisamente de esta que Zara había fallecido.

Después de lo sucedido, Carly llegó a la conclusión que el causante principalmente había sido el colchón tan blandito de la cuna que por cierto no tenía buen suporte, sin embargo, ella pensaba que la suavidad de este le daría mayor comodidad a Zara, pero precisamente la suavidad hizo que este se doblara con el peso de la bebé y que rodara, quedando así poca abajo sin la posibilidad de respirar correctamente.

Carly quedó tan destrozada que necesitó de terapias para superar lo sucedido pues incluso llegó a culparse de la muerte de su hija.

Después, cuando se sintió con las suficientes fuerzas para seguir adelante, creó una página de internet en honor a la pequeña Zara para alertar a otros padres sobre el peligro que representan algunas cunas, aunque también la creó para recordarla siempre.

Carly quiere que estos colchones se eviten, así ningún bebé tendrá el mismo final de su pequeña hija.

En la página también se encuentran algunas palabras de consuelo, frases y reflexiones en las que Carly descarga todo su dolor pues aunque ha pasado tiempo de lo ocurrido, ella aun siente que fue ayer el último día en que cargó a su bebé.

La joven madre intenta pasar página solo para olvidarse del dolor, pero en sus publicaciones podemos notar como aún tiene muy presente a Zara y no pierde oportunidad para exponer que la extraña con todo su ser y que desearía poder hacer cualquier cosa para volverla a tener en sus brazos.

Recientemente Carly volvió a embarazarse y como regalo de la vida, tuvo una niña, aun así ella, su esposo e hijos, continúan recordando con mucho amor a la pequeña Zara que ahora se encuentra en el cielo.

Carly ha hecho pública su historia con el fin de alertar a otros padres sobre el peligro que representan algunas cunas y colchones, esperamos que su llamado en verdad valga la pena y que ningún otro bebé pase por lo mismo que su hija.

Ayudemos a Carly a pasar la voz compartiendo con tus amigos este artículo. Ojala el dolor de la familia quede atrás y que la pequeñita descanse en paz.

Fuente: BBC.

Sobre admin

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Una madre pierde la vida después de dar a luz a su hijo, pero su bebé no estaba dispuesto a perderla e hizo esto

Al nacer este pequeño angelito su hermosa madre perdió la vida, pues ...